¿Podemos ser verdaderamente libre del cáncer?

Para muchos sobrevivientes, los efectos de cáncer no terminan cuando se acaba el tratamiento. En este artículo, Adele comparte lo que ha experimentado desde el fin de su tratamiento y como ella maneja sus preguntas y ansiedades nuevas.

Me estoy acercando al aniversario de un año de estar libre del cáncer. ¿Es una razón para celebrar? Le aseguro que sí. Y celebraré, se lo juro. Pero…

"¿Pero qué? No debe tener ninguna duda," dice alguien que afortunadamente nunca ha tenido el cáncer. Y está correcto de cierta forma, pero está muy equivocado de otra manera.

El "pero" para mi es lo que le pasa-a su mente, a su corazón, a sus temores, a sus sueños- cuando el cáncer desaparece. Es lo que experimenta cuando la época oscura de sus citas médicas ya se ha acabado. Cuando han terminado sus exámenes, sus análisis de sangre, sus biopsias, sus consultas, sus escaneos, sus cirugías etc. Usted piensa en todo que le podrían decir, por ejemplo "no lo sacamos todo" o "el cáncer se ha propagado." Pero, en vez de escuchar eso le dicen "usted está libre del cáncer." Usted vuelve a su casa como si estuviese flotando en vez de caminando, en un estado de shock. Pensé que esa noche experimentaría el mejor sueño de mi vida, pero resultó que era el principio de muchas noches sin dormir.

Nunca he sido alguien que piensa de una forma negativa- siempre he enfocado en lo positivo. Nunca tenía muchas ansiedades o preocupaciones a lo largo de la vida, y nunca enfoque en mis preocupaciones por mucho tiempo. Siempre sabía de lo que tenía que hacer y hacia lo mejor que podía para seguir adelante y estar feliz. Pero ahora, no soy así. Me preocupa por mi salud junto con cada dolor que tengo. Pienso en todas las posibilidades que pueden atacar a mi cuerpo. Pienso en mis hijos, mi esposo y mi familia. Pienso en como el cáncer puede entrar a mi vida de nuevo. Aunque soy una persona fuerte y vivo una vida saludable y activa, me siento físicamente vulnerable todo el tiempo. A veces tengo miedo de que nunca lo va a desaparecer. ¿Podemos estar verdaderamente libre del cáncer?

¿Por qué resultó que cuando tenía el cáncer, estaba tan positiva y optimista? Estaba concentrada aunque tenía miedo, al menos tenía un propósito. Estaba en un una misión de conquistar la bestia. "No me va a vencer," siempre decía. Reía mucho. No cambié profundamente. Era yo. Fui a mis citas con la mente enfocada y con una lista de preguntas. Hice mi propia investigación, estaba bien informada, reía con el personal médico. Intentaba ver lo cómico de cada interacción cotidiana. La recuerdo en su mayor parte como una época feliz. Pero el momento en que usted está mandado a su casa, después de escuchar que está libre del cáncer, usted está sola, sin apoyo y no está preparada para las varias repercusiones. Nadie le dice que terminará el torrente de adrenalina y que usted no va entender sus propias emociones o cómo puede seguir adelante en su vida.

¿Cómo puede usted explicar a sus seres queridos que no es tan fácil como lo parece, cuando le dicen "No piense en eso" o "Se desapareció, usted debe enfocarse en eso"? Sí, intentamos hacer eso pero sin querer pensamos en lo negativo y especialmente en nuestras ansiedades. Nos sentimos culpable por pensar estas cosas, y entonces empezamos a mentir cuando la gente nos pregunta cómo estamos. Si usted me pregunta cómo estoy y contesto honestamente por decir que estoy preocupada, por favor acepte mi respuesta. Sí, estoy agradecida por mi vida y mi salud pero quiero aceptar la segunda etapa de este proceso, en que tengo miedo, estoy preocupada y estoy ansiosa. No totalmente puedo explicar por qué estos pensamientos están envenenando a mi mente, pero quiero que la gente me permita pasar por esta etapa y espero que pueda continuar con el mismo apoyo que tenía al principio. Mi sistema de apoyo me ayudó muchísimo en el principio pero también lo necesitaré a lo largo plazo de este proceso.

Escrito por Adele Croteau, sobreviviente del cáncer cervical (traducido al español por Marissa Bianco)


Línea de ayuda nacional:
844-275-7427