Ejercicio y el Cáncer de Seno Metastásico: Consejos de Una Sobreviviente

zumba-class

Escrito por Sandy Cassanelli traducido al español por Marissa Bianco

Descubrir en 2013 que tenía el cáncer de seno fue muy difícil; pero aprender dos años después que mi cáncer se había propagado era aún más angustioso. Pero en las dos instancias el ejercicio me ayudó a enfrentar mi situación. Estaba en la mejor forma de mi vida cuando fui diagnosticada a los 36 años. Corría, hacía entrenamiento mezclado y trabajaba con un entrenador personal. A lo largo de mi experiencia como una paciente de cáncer- la cual incluyo la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia-continuaba a hacer el ejercicio.

Dos años después, mi cáncer se propagó a mi hígado. Transferí mi cuidado médico de un hospital en Connecticut a Dr. Eric Winer en el Susan F. Smith Center for Women’s Cancers en Dana Farber. Para mí, vale la pena viajar tan lejos porque estoy recibiendo el mejor cuidado posible. Dr. Winer me dijo que mi cáncer era tratable y que podría vivir por mucho tiempo. Tomo dos medicamentos orales- palbociclib y letrozole- y ahora, a la edad de 41 años, me siento fantástica.

Como una paciente del cáncer de seno metastásico, es importante para mi inspirar a otras mujeres en la misma situación y expresar el mensaje que ellas también pueden vivir bien con esta enfermedad. Si usted tiene el cáncer de seno metastásico aquí están unos consejos que le podrían ayudar:

-Usted puede vivir una vida plena. Cuando escuché que mi cáncer era metastásico pensé que iba a morir. Mis hijas no tendrían una madre. “Esto es el fin,” pensé. Pero resulta que, con el cuidado apropiado, muchas mujeres pueden vivir bien con esta enfermedad.

-El ejercicio tiene beneficios físicos. No experimenté muchos efectos secundarios de la quimioterapia y pienso que eso es porque hice el ejercicio. Aseguraba que mis músculos y huesos estaban activos por hacer el ejercicio.

-El ejercicio tiene beneficios mentales y emocionales, también. Correr me hace sentir que no estoy enferma. El acto de correr aclara mi mente y disminuye mi ansiedad sobre el cáncer. Corro, camino, hago entrenamiento mezclado y hago el yoga.

-Hacer un poco de ejercicio le podría ayudar. Aun si usted no es una entusiasta del ejercicio, todavía puede beneficiar del ejercicio. Dé un paseo. Ande en bicicleta Aprecie el aire fresco y la naturaleza en su alrededor. Cada día es un regalo.


Línea de ayuda nacional:
844-275-7427