Análisis del dolor crónico en los sobrevivientes de cáncer

Artículo original: https://www.cancernetwork.com/news/breaking-down-chronic-pain-cancer-survivors

Traducido por Lisbeth Paulino

Más de un tercio de los sobrevivientes de cáncer en los Estados Unidos informaron tener dolor crónico y aproximadamente el 16% informó tener dolor crónico de alto impacto, que es casi el doble de la prevalencia observada en la población general, encontró un estudio publicado en JAMA Oncology.

"No estoy sorprendida en absoluto", G. van Londen, MD, MS, médica oncóloga, geriatra y directora del Programa de Supervivencia del Cáncer Livewell en el Centro de Cáncer Hillman en el Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh en Pittsburgh, Pennsylvania, le respondió
a Cancer Network. “Realmente hubiera pensado que el número sería mayor, pero esto podría deberse al tamaño de muestra relativamente pequeño y la forma en que se capturó la información. Sin embargo, la señal detectada en este estudio probablemente sea solo la punta del iceberg ”.

Basado en la Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, que incluyó a casi 60,000 participantes, los investigadores del estudio seleccionaron a 4,526 sobrevivientes de cáncer que eran adultos para incluir en el análisis. En total, 1,648 sobrevivientes de cáncer (34.6%) informaron sentir dolor crónico y 768 (16.1%) informaron sentir dolor crónico de alto impacto. Pontencialmente, estos hallazgos indican que más de 5 millones de sobrevivientes de cáncer en los Estados Unidos tienen dolor crónico y aproximadamente 2.5 millones tienen dolor crónico de alto impacto.

Además de los datos de prevalencia, los investigadores del estudio encontraron que los sobrevivientes de cáncer con ciertas características socioeconómicas tenían una mayor prevalencia de dolor crónico o dolor crónico de alto impacto. Específicamente, los sobrevivientes de cáncer que tenían un ingreso familiar bajo (P <0.001), seguro público (P <0.001) o ningún empleo remunerado (P <0.001) tenían una prevalencia significativamente mayor de dolor crónico o dolor crónico de alto impacto. Los sobrevivientes de cáncer que tenían una educación inferior a la secundaria tuvieron una mayor prevalencia de dolor crónico que fue estadísticamente significativa (P = 0.04), pero no dolor crónico de alto impacto (P = 0.15). Los sobrevivientes de cáncer que tenían ciertos tipos de cáncer (hueso, riñón, garganta / faringe o uterino) tuvieron la mayor prevalencia de dolor crónico.

"El dolor es un síntoma complejo", dijo van Londen cuando se le preguntó por qué ciertas variables están vinculadas a una mayor prevalencia de dolor. "Es un síntoma subjetivo informado por el paciente que no podemos objetivar, cuantificar o verificar". Explicó que el dolor a menudo se debe a múltiples factores que se relacionan con el impacto del cáncer y sus tratamientos, así como con la capacidad de uno para tolerar el dolor.

En general, van Londen dijo que estos datos de prevalencia ayudarán a validar las experiencias de los sobrevivientes de cáncer, que a menudo los hacen sentir aislados, y crear conciencia sobre el hecho de que los problemas de calidad de vida tienen efectos secundarios más allá del sobreviviente. Ella dijo que los hallazgos también podrían desencadenar prioridades de investigación que pueden conducir a cambios en las políticas.

“Dados los múltiples factores que determinan el dolor, no existe una solución simple. El enfoque ideal para satisfacer las necesidades insatisfechas, a menudo dinámicamente cambiantes, del dolor crónico en los sobrevivientes de cáncer es un enfoque multifacético que ayuda a prevenir o romper el círculo vicioso”, dijo van Londen. "Los pacientes y sus cuidadores deberían sentirse más capacitados para compartir su experiencia de síntomas con sus proveedores, porque no son menores y pueden tener consecuencias de largo alcance para el paciente, su familia y la sociedad".

 


Línea de ayuda nacional:
844-275-7427