Tomar ciertas vitaminas durante la quimioterapia contra el cáncer de mama atado a la recurrencia, la muerte

Por: Linda Carroll

Traducido por: Lisbeth Paulino

Un estudio reciente sugiere que pacientes con cáncer de seno quienes usan suplementos durante la quimioterapia pueden tener un mayor riesgo de recurrencia y muerte.

El uso de suplementos dietéticos que aumentan los niveles de antioxidantes, hierro, vitamina B12 y ácidos grasos omega-3 parece disminuir la efectividad de la quimioterapia, informan investigadores en el Journal of Clinical Oncology.

“De este estudio y de otros en la literatura, parece que no sería prudente tomar suplementos durante la quimioterapia", dijo Christine Ambrosone, presidenta de prevención y control del cáncer y vicepresidenta de ciencias de la población en el Centro Integral de Cáncer Roswell Park. en Buffalo, Nueva York.

“Se cree que los antioxidantes podrían interferir con la capacidad de la quimioterapia para matar las células cancerosas", explicó Ambrosone. "Una forma en que funciona la quimioterapia es generando mucho estrés oxidativo. La idea es que los antioxidantes pueden bloquear el estrés oxidativo y hacer que la quimioterapia sea menos efectiva".

“Los médicos han estado aconsejando a sus pacientes durante varios años que no tomen antioxidantes durante la quimioterapia, dijo Ambrosone. "Pero no había datos empíricos sólidos para esa recomendación", agregó.

Para observar más de cerca si el uso de suplementos podría afectar la efectividad de la quimioterapia, Ambrosone y sus colegas analizaron los datos del estudio Dieta, ejercicio, estilo de vida y pronóstico del cáncer, un estudio que fue añadido a un ensayo diseñado para determinar la mejor dosis y el horario de los medicamentos de quimioterapia.

Se le preguntó a los participantes sobre su uso de suplementos al principio y durante el tratamiento, y sobre su estilo de vida, dieta y hábitos de ejercicio.

Los investigadores se centraron en 1,134 pacientes que completaron encuestas y los siguieron durante una mediana de seis años. En este grupo particular de pacientes, el uso de suplementos fue mucho más bajo de lo normal, dijo Ambrosone, con un 20% tomando suplementos antes de comenzar la quimioterapia y un 13% durante los tratamientos.

Después de considerar otros factores que podrían aumentar el riesgo de recurrencia o muerte, encontraron que los pacientes que tomaron cualquier antioxidante al principio y durante la quimioterapia, incluidos los carotenoides, la coenzima Q10 y las vitaminas A, C y E, tenían un 41% más de probabilidades de que regrese su cáncer de seno y 40% más de probabilidades de morir durante el seguimiento en comparación con pacientes que no usan suplementos.

Los resultados fueron similares para la mayoría de los antioxidantes individuales tomados antes y durante la quimioterapia, particularmente la vitamina A. Pero para los demás, los resultados no fueron estadísticamente significativos, lo que significa que las diferencias fueron demasiado pequeñas para descartar la posibilidad de que fueran debidas al azar. Ambrosone atribuye esto a la pequeña cantidad de pacientes que toman estos suplementos.

Aquellos que tomaron B12 y suplementos de hierro tenían un mayor riesgo de recurrencia y esos resultados fueron estadísticamente significativos. Las mujeres que tomaron B12 tenían un 83% más de probabilidades de experimentar una recurrencia y un 22% más de probabilidades de morir durante el seguimiento en comparación con aquellas que no toman estos suplementos. Las mujeres que tomaron suplementos de omega-3 antes y durante la quimioterapia tuvieron una probabilidad 67% mayor de recurrencia y las que tomaron suplementos de hierro tuvieron un 79% más de probabilidades de experimentar una recurrencia.

Investigaciones anteriores han sugerido que el hierro "puede desempeñar un papel tanto en la iniciación del cáncer como en la promoción", dijo Ambrosone.

La Dra. Amy Tiersten aprecia la nueva investigación.

“Estoy muy feliz al ver que este estudio se ha realizado,” dijo Tiersten, una profesora de medicina, oncologia, y hematologia en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai en la ciudad de Nueva York. “"Durante años, hemos estado advirtiendo a los pacientes sobre el uso de vitaminas, en particular antioxidantes, durante la quimioterapia para el cáncer de mama.”

"Ha habido mucha preocupación teórica sobre el hecho de que, si bien los antioxidantes pueden proteger a las células normales de los efectos tóxicos de la quimioterapia, no sabemos si también protegen las células cancerosas", dijo Tiersten en un correo electrónico. "Ahora tenemos datos sólidos para respaldar esa preocupación. Estoy un poco sorprendida por la magnitud del efecto, un aumento del 41% en el riesgo de recurrencia para los pacientes que toman estos suplementos. Siempre les he dicho a los pacientes que reciben quimioterapia que la mejor manera obtener sus vitaminas es a través de una dieta bien balanceada y continuaré haciéndolo con estos datos".


Línea de ayuda nacional:
844-275-7427