Consejos importantes para un verano saludable

El verano es un buen momento para pensar en cómo convertirte en la mejor versión de ti. Utilice algunos de los siguientes consejos para ayudarle a prosperar este verano.

Sueño: no dormir lo suficiente se asocia con un aumento del hambre, niveles más altos de azúcar en la sangre, falta de concentración, enfermedades frecuentes y dificultad para resolver problemas. Asegúrate de darte al menos 7 horas de sueño por noche.

Manténgase hidratada: el agua es la manera perfecta de mantenerse hidratada y mantiene el apetito bajo control. Agregue un toque de sabor con jugo de frutas o pepinos frescos, rodajas de lima o fruta.

Agregue fibra: las verduras, frutas, nueces y granos son ricos en fibra. La fibra la ayuda a mantenerse llena, por lo que es menos probable que coma sin pensar. Esfuércese por comer al menos 25 g de fibra al día.

Limite los azúcares agregados: Trate de comer menos de seis cucharaditas de azúcar agregada (esto no incluye los azúcares naturales que se encuentran en la fruta y la leche). Este objetivo puede no ser realista todos los días, pero apunte al éxito el 80% del tiempo. Guarda sus seis cucharaditas para un postre especial. Al mirar las etiquetas, es útil saber que una cucharadita equivale a cuatro gramos de azúcar agregada.

Esté atenta al alcohol: Beber demasiado alcohol puede provocar resultados no deseados. Los estudios muestran que hacemos peores elecciones de alimentos si tenemos alcohol en nuestro sistema. Una porción de alcohol contiene alrededor de 100 calorías y las bebidas mezcladas tienen aún más. El objetivo es limitar el alcohol a una bebida al día para las mujeres, dos bebidas al día para los hombres.

Manténgase activa: Fíjese un objetivo de ejercicio y apéguese a él. Una caminata diaria de 30 a 45 minutos temprano en la mañana durante el verano puede traer maravillosos beneficios para la salud, físicos y mentales.

Disfrute del clima: los estudios muestran que cuando las personas se aventuran en lugares al aire libre, la frecuencia cardíaca y la presión arterial mejoran. Tómese un momento para apreciar estar al aire libre.

Gratitud: Encuentre un momento cada día para reflexionar sobre algunas cosas que le trajeron alegría o buenos sentimientos. Ser agradecida y positiva puede ayudarla a prosperar en una vida saludable. Crear un entorno saludable en torno a la comida, el ejercicio y el descanso garantizará el éxito en la salud general. Una de las cosas más importantes para recordar: solo tú eres la encargada de respetar tu cuerpo y brindarte lo que necesitas.

Escrito por Patricia Alcivar


Línea de ayuda nacional:
844-275-7427