Concienciación sobre el Cáncer de Seno

En este mes de octubre en el que celebramos la Concienciación sobre el Cáncer de Mama, he querido volver a compartir la 1ª entrevista que hice hace casi 3 años porque me impactó y estoy muy orgullosa de Vanesa Henríquez y de todas las mujeres que se convierten en mejores personas como consecuencia de la superación del Cáncer de Seno.

Perfil de una mujer fuerte y valiente:

"Mi razón y motivación número uno para seguir luchando por mi vida es mi familia. A veces solo quieres descansar porque el proceso es muy difícil", Vanesa Henríquez

Vanesa Henríquez, de 44 años, originaria de Mendoza, Argentina y ahora residente de Brooklyn, Nueva York, fue diagnosticada con cáncer de seno, etapa 3 en 2016.

Una tarde, sintió una bolita en el pecho y supo que tenía que ir al médico. Su madre, abuela y hermana tenían antecedentes de cáncer, por lo que temía lo peor.

Una vez que las pruebas dieron positivo, tuvo que someterse a una masectomía doble seguida de quimioterapia, radiación y medicamentos que ha estado tomando durante los últimos 5 años.

Estaba llena de estrés, miedo y ansiedad, ya que su única familia es su esposo e hija, que ahora tiene 11 años y que sufre de ADD (Déficit De Atención).

Vanesa sufría pérdida de cabello, insomnio y fatiga severa, pero su miedo se convirtió en fuerza. "Ahora estamos en el baile, así que bailemos", se dijo Vanesa. Ella piensa que cambiar su enfoque hacia la risa y las cosas positivas puede ayudar a ver las cosas de una manera diferente.

Ella comenzó a ver novelas coreanas, que son completamente diferentes a las novelas tradicionales estadounidenses o hispanas. Son intensas y ofrecen escenarios únicos que estimulan su cerebro para ayudar a resolver dilemas.

También buscó ayuda de los grupos de apoyo de LatinaSHARE, terapia con un psicologo e iglesia. Fue una combinación poderosa que ayudó a curarla de adentro hacia afuera.

Su mayor consejo para las mujeres que pasan por algo similar es: "Haz algo especial por TI". Ella cree que el autocuidado es imprescindible.

Antes de la pandemia COVID-19, Vanesa se había registrado para completar su grado de GED. Es algo que ella quería hacer por sí misma. Con la crisis de COVID-19, tuvo que educar en casa a su hija y poner sus objetivos de GED en espera por el momento.

"En Dios confío y recibo apoyo", dijo Vanesa y sabe que le esperan mejores días.

Escrito Por Patricia Alcivar


Línea de ayuda nacional:
844-275-7427